Atención, Bando! Se hace saber…

Permitidme que os cuente una historia.

Hace pocas semanas, mediados de enero 2020, los que vivimos en la zona de Levante tuvimos una visita especial, la de «Gloria» una espectacular tormenta que hizo estragos en la zona.

Estuvimos un par de días en alerta roja por las fuertes lluvias, vientos y temporal marítimo.
Una de las consecuencias de la alerta roja es que los colegios se cierran para seguridad de los alumnos y profesores ya que muchos de ellos tienen que hacer algunos kilómetros por carretera y en esas condiciones es muy peligroso.

Un amigo mío tiene a su cargo una nieta que ha empezado este curso la ESO y me contaba cómo vivió el paso de la tormenta «Gloria»

No tiene Facebook ni tiene WhatsApp pero si que tiene un Smartphone que usa solo para que le llamen y realizar alguna llamada, pero solo de los números telefónicos que tiene anotados en una libreta, porque como dice él:

ahora ya no me sirve ni la guía telefónica

Domingo 19 de enero.

Lo recuerdo perfectamente porque mi hijo se iba de viaje al día siguiente, todo el día lloviendo y con fuertes vientos, se acerca el mediodía y empiezan las comunicaciones tanto por Facebook como por WhatsApp de eventos deportivos previstos para ese domingo son cancelados.

El agua no cesa y el viento cada vez se nota más y a mitad de la tarde llegan las comunicaciones de Protección Civil, Ayuntamientos y Ampas de que se cancelan las clases para el lunes día 20.

Los grupos de WhatsApp son un hervidero de mensajes y tanto esta plataforma como Facebook se convierten en el desaparecido «Bando Municipal» con el coche de policía recorriendo las calles del pueblo con su «Atención, Bando. Se hace saber….»

La diferencia es que este nuevo «Bando Digital» no llega a todos y entre las personas que se deja fuera es a mi amigo y a su nieta.

Lunes 20 de enero

Como cada mañana, mi amigo lleva a su nieta a la parada del autobús pero ese día el transporte escolar no llega, mira el reloj y cree que que han llegado tarde.

Coge su coche y recorre los más de 15 kilómetros que hay desde su parada de bus hasta el instituto.

La lluvia y el viento son muy fuertes, tanto que parte del techo del pabellón de deportes que hay muy cerca del instituto sale volando, han caído árboles y mi amigo sigue con su nieta en el coche camino del instituto.

Son casi las 8:00 de la mañana y un día normal está amaneciendo, pero ese día es muy cerrado, con poca visibilidad, lluvia y fuertes vientos

A las 8:00 de la mañana llega al instituto y descubre que está cerrado, no hay nadie, ni autobuses, ni conserjes, ni profesores, ni alumnos,….¡estamos en alerta roja!

De las pocas personas a las que ve, una le informa de que no hay clases, que en la tarde del domingo lo habían comunicado a través de Facebook y que los chavales lo habían hecho correr como la pólvora por los grupos.

Aunque cueste de creer en esa casa no hay ni WhatsApp ni Facebook.

Mi amigo con su nieta tuvieron que recorrer otra vez esos más de 15 km para llegar a su casa con el peligro que eso conlleva, por suerte llegaron bien.

El hombre me contaba con angustia lo mal que lo había pasado con su nieta en el coche, pero no a la ida si no a la vuelta, porque sentía que la había puesto en peligro por ser una persona mayor y estar desinformada, fuera del circuito de comunicaciones que forman las Redes Sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp o Telegram entre otras.

A esto  también se le denomina «Brecha Tecnológica» y es que teniendo entre sus manos un dispositivo capaz de recibir esas comunicaciones no lo hace por desconocimiento de su uso.

Este amigo vino a pedirme ayuda, que le diese alguna clase para mejorar el uso del smartphone y que le enseñara a utilizar el Facebook, Whatsapp y lo que hiciese falta para poder estar «conectado»

Esta es una historia real y mi amigo no es una excepción ya que esta «Brecha Tecnológica» afecta a mucha gente y no hace falta ser muy mayores en edad para sufrirla, las nuevas tecnologías nos han llegado muy rápido, mucho más que la capacidad para adaptarnos.

Gracias a la Seu Universitaria de la Marina y a su director Josep Ochoa, en este pasado mes de febrero he intentado reducir esa Brecha Tecnológica con los 20 alumnos y alumnas mayores de 50 años que han participado en el Taller «Majors Connectats» (Mayores Conectados)  

Majors Connectats es un Taller que se ha realizado con el fin aprender a usar, o mejorar el uso, del Smartphone para personas mayores y que puedan sacar el máximo provecho a un dispositivo que prácticamente todos llevamos en el bolsillo o bolso.

Desde conocer las partes del smartphone, realizar un uso básico hasta recibir correos, instalar aplicaciones,…y por supuesto Redes Sociales y Whatsapp.

Espero poder impartir en breve este Taller de Majors Connectats y si estas interesado en recibir información de donde y cuando se va a realizar voy a dejar un pequeño formulario debajo de este texto para que te pueda mandar información

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Mejora tus fotografías con el móvil con esta guia GRATIS

Accede a mis consejos para mejorar tus fotografías con dispositivo móvil

Te has suscrito correctamente!!